martes, 28 de febrero de 2012

Salud: Remedios. SÁBILA por la Dra. Elena Moreno



 Traducción del inglés al español

La sábila es un remedio maravilloso para la piel y los problemas digestivos y hay nuevas evidencias de que es útil para combatir la diabetes. Tal vez la sábila es más conocida para el tratamiento de quemaduras de primer y segundo grado y quemaduras de sol. También es muy eficaz para la curación de heridas menores e incluso para combatir los problemas de hongos. 

Se ha demostrado que el gel interior de la planta es eficaz en la inhibición de las bacterias Streptococcus y Shigella y para combatir los hongos más comunes. La sábila puede ingerirse cuando hay  problemas digestivos  y de colitis. Un estudio de 1996 indica que beber regularmente jugo de sábila puede reducir los niveles de glucosa en la sangre en personas diabéticas y también los síntomas por trastornos del hígado.

Modo de empleo:

Uso externo: Puedes comprar geles y cremas de sábila para diversos usos externos. Me gusta tener una planta de sábila a la mano para poder usar el gel fresco cuando sea necesario. Para el tratamiento de heridas o quemaduras solo corta medio brazo robusto de la planta, quita la piel, lava el jugo amarillo que está entre la piel exterior y el gel central. Frota el jugo del gel espeso del núcleo sobre la quemadura o herida.

Uso interno: Puedes comprar bebidas procesadas
​​de sábila en la mayoría de las tiendas naturistas  pero siempre es mejor fresca. Para hacer agua fresca de sábila toma de la planta un brazo sano y robusto, quita la piel exterior, lava el jugo amarillo y saca el gel interior; debes tener más o menos 3/4 de taza de gel. Licua el gel con dos tazas de agua, una vez que esté bien licuado añade dos tazas más de agua y refrigera. Puedes beber el agua de sábila sola, con jugo de limón o agregarla a otros jugos. Si te parece demasiado fuerte dilúyela agregando más agua o jugo.

- El agua de sábila se puede utilizar para limpiar heridas y quemaduras.

- El agua de sábila también es una ducha excelente para la irritación menor vaginal.

- Puedes utilizar el gel fresco de la planta de sábila para ayudar a cerras heridas  y detener la hemorragia.

El gel fresco de la sábila es también una excelente mascarilla facial, especialmente para la piel grasosa, y no debes utilizarla más de una vez por semana si tienes la piel seca.

Plantas: La auténtica planta de sábila tiene la piel simple, sin manchas (ver foto) y da una espiga con flores amarillas. Otra variedad común es verde con pequeñas manchas blancas y produce espigas con flores rojas. Esta segunda variedad también tiene propiedades medicinales, pero no es tan recomendable como la auténtica sábila.  
.

Copyright 2009 Empowerment Weekly
Todos los derechos reservados.