martes, 20 de noviembre de 2012

Jengibre para la tos, el resfriado y la gripe, por la Dra. Elena Moreno

La mayoría de nosotros pensamos en el jengibre como una hierba culinaria, pero no te dejes engañar por el buen gusto, el jengibre es un arma de primera línea contra los resfriados, gripes, infecciones de las vías respiratorias altas y problemas gastrointestinales.


Me gusta beber té de jengibre cuando tengo un resfriado o gripe. Con la primera señal de un problema:
Hervir 2 tazas de agua con una onza de jengibre fresco picado. Dejar hervir de 5 a 10 minutos luego endulzar con miel y beber caliente. Para esta receta básica a menudo se añaden una generosa cantidad de jugo de limón y pimienta al gusto.

El jengibre también es maravilloso para controlar la tos fuerte y adelgazar la mucosidad bronquial, de hecho, es un recurso tan útil para el control de las infecciones fuertes de las vías respiratorias que algunos estudios han demostrado que rivaliza con la codeína como antitusivo.

Para hacer un remedio para la tos:

Picar 1/4 taza de jengibre fresco o congelado y poner a hervir en 3 - 4 tazas de agua. Deja que hierva a fuego lento durante cinco o diez minutos, endulza al gusto con miel, agrega la pimienta de cayena que se pueda tolerar y añadir jugo de limón. Guardar el té en un termo y tomar cuando se necesite.

El jengibre ha demostrado ser muy eficaz para combatir los problemas gastrointestinales e incluso contra el E. coli y la  Salmonella. Si estás experimentando síntomas intestinales que apuntan a una infección bacteriana, toma tres o cuatro tazas de té de jengibre normal todos los días durante cuatro días.

Otra maravillosa manera de mejorar tu digestión es encontrar formas de incluir cantidades generosas de jengibre en tu comida de manera regular. También es sabroso y refrescante cuando se añade a los jugos. La limonada con dos o tres rodajas de jengibre fresco es muy refrescante. O trata de añadir una rodaja o dos para el té caliente preferido. El té verde con jengibre es excelente.

El consumo regular de jengibre ayuda a fortalecer el sistema inmunológico, promueve la salud del corazón, mejora la circulación y puede reducir la fatiga. El jengibre también tiene fuertes propiedades anti-inflamatorias y disminuye el dolor. La aplicación directa es muy efectiva para aliviar el dolor causado por quemaduras, ampollas y heridas.

Consejos:
- Es importante utilizar miel en lugar de otros edulcorantes porque la miel tiene un alto contenido de antibióticos.
- Tener jengibre siempre a la mano. Se pueden conservar pequeñas cantidades en el congelador. Si se compra un pedazo grande, usar lo que se necesita y luego pelar el jengibre restante, ponerlo en una bolsa de plástico y congelarlo. Fácil y listo para usarse cuando sea necesario.

Copyright 2012 Elena Moreno
Todos los Derechos Reservados
Traducción del inglés al español hecha por